Sorpresas y decepciones de la Milán-SanRemo 2014

Tras la resaca de la carrera, toca hacer valoración general de lo ocurrido y ver quien sale de San Remo con los deberes hechos y quien ha hecho menos de lo que se esperaba. Estas con nuestras conclusiones, tanto positivas como negativas:

Positivas:
1/ Alexander Kristoff: No podemos calificar como sorpresa lo conseguido ayer por el corredor noruego, ya que en lo últimos años viene demostrando ciertas cualidades que, si bien no le colocan como uno de los máximos favoritos a la victoria final en carreras de este tipo, suelen situarle en esa segunda línea de aspirantes que esperan ansiosos un fallo de los capos para buscar su oportunidad. Es cierto que no es un corredor ganador, y sus diez victorias en nueve años de profesional lo prueban, pero nunca falla en las grandes citas. 8º el año pasado en este mismo escenario, ganando el sprint del grupo; 14º en Gante, 4º en Flandes y 9º en el velódromo de Roubaix. Unos resultados que no hacen sino confirmar la regularidad que viene demostrando este, aún joven (26) ciclista. Ahora vienen tres semanas cruciales para su futuro, donde tendrá que demostrar que puede dar un paso adelante y asentarse en esa primera fila de aspirantes que salen siempre en las quinielas para ganar las carreras más importantes.

2 /Ben Swift: ¿Quién le iba a decir al velocista británico, al levantarse esa mañana en la bella cuidad de Milán, que su primera participación en esta carrera iba a quedar inmortalizada en el podio de San Remo? Más teniendo en cuenta que, sobre el papel, y con corredores de la talla de Boasson Hagen o Geraint Thomas en su mismo equipo, no era de los corredores, a priori, con opciones para conseguir un resultado destacable; y más aún, sabiendo que era solamente su segunda participación en un Monumento tras Flandes 2011. Pese a todo, se alzó como el hombre más fuerte del Team Sky para conseguir así el tercer podio en un Monumento para ellos tras Roubaix 2010 (3º Flecha) y Lombardía 2012 (3º Urán).

3/ Juan José Lobato: Otro corredor más que consigue un excelente resultado en el año de su debut en la Classicissima. El gaditano demostró en uno de los escenarios más mágicos del calendario ciclista que tiene que ser el líder indiscutible del Movistar en las llegadas masivas. El conjunto telefónico debería dejar ese juego a tres bandas que tan pocas victorias le está dando y dedicarse a proporcionarle un tren en condiciones al joven sprinter de Trebujena, que sin duda está predestinado a darle grandes alegrías al ciclismo español.

4/ Sonny Colbrelli: El joven corredor del Bardiani está cuajando un principio de temporada de ensueño. Numerosos puestos entre los diez mejores y unos cuantos podios que, sumados a su increíble sexta posición este pasado domingo (superando con creces las expectativas que teníamos puestas en él) nos hacen plantearnos si no se le estará quedando pequeña la categoría. También es cierto que aún no ha conseguido levantar los brazos desde que pasó a profesionales, pero eso no debería ser un impedimento para un corredor que se está probando como un fijo en los puestos cabeceros.

Negativas:

1/ Fabian Cancellara: Suena un poco raro contar entre las decepciones al corredor que consigue llegar segundo a la línea de meta; aunque en caso del suizo, y considerando un gran éxito el hecho de que haya conseguido batir en un sprint limpio a todos los sprinters del pelotón menos a uno, lo que le reprochamos es su falta de agresividad en los momentos decisivos de la carrera. Nunca sabremos lo que hubiera pasado si se hubiese decidido a atacar, aunque viendo los comentarios del resto de favoritos y la reacción de rabia del suizo nada más cruzar la meta, señal de que se veía con opciones, sospechamos que hubiera tenido más posibilidades de llevarse la victoria. Lo que tenemos por cierto es que la locomotora suiza es un seguro en esta carrera. Cuatro podios en los cuatro últimos años (2º, 2º, 3º, 2º), siempre a las puertas de la victoria, eso sí, no hacen más que agrandar su leyenda. Nos vemos el año que viene, Fabian.

2/ Mark Cavendish: El británico de la isla de Man partía como máximo favorito pese a no tenerlas todas consigo para la carrera, argumentando que no era el mismo corredor que ganó aquí en 2009. Pese a todo, aguantó todas las subidas en el grupo cabecero y, aún con la presencia de Zdenek Stybar, comenzó el sprint bastante retrasado. Al final, una quinta posición que deja sensaciones mezcladas. Positivas por ver al inglés aguantando con los mejores en un recorrido como este, pero a la vez algo amargas por haber estado tan cerca y no haber sido capaz de rematar.

3/ André Greipel: El gigantón alemán arrastra consigo una carga muy pesada; y es que pese a todas las victorias que adornan su palmarés (99 según Procyclingstats), ninguna de ellas ha sido en una clásica de categoría World Tour. Parece extraño en un corredor que levanta los brazos tan asiduamente, pero es una realidad que lleva a pensar que no es un corredor de clásicas. Por una razón o por otra, no rinde igual de bien que en las Grandes Vueltas, por ejemplo, donde lleva un saco importante de victorias. Desde luego, pocas oportunidades mejores va a tener, y, en el caso de la Milán-San Remo, puede que esta haya sido la última. 


4/ Peter Sagan: Fracaso. Ese es el único calificativo que se le podría dar a la actuación del eslovaco el pasado domingo. Partía como máximo favorito y, no solo no ganó, sino que ni siquiera estuvo en la pelea en el sprint final, sin fuerzas, al parecer, por las durísimas condiciones que tuvieron que soportar durante toda la jornada. Al final se tuvo que conformar con una décima posición que no le sabrá a nada, a la espera de tomarse su revancha en las importantes citas que le esperan en las próximas semanas.

Además de los nombrados, en el apartado de sorpresas nos encontramos al checo Zdenek Stybar, no tanto una sorpresa como una alegría verle arriba ya afinando de cara a las piedras o al lituano Ramunas Navardauskas, corredor polivalente donde los haya; mientras que en el de decepciones no podría faltar gente como Edvald Boasson Hagen, la eterna promesa; John Degenkolb, Greg Van Avermaet o el joven Arnaud Démare.

Escrito por:
Pedro Piñeiro
Imagenes: Stephill.tv
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s