Crónica Volta a Catalunya

Imagen
Se acabao la Volta a Cataluña 2014, pasada por agua y con una participación increíble. La victoria final, para el favorito de casa Joaquim Rodriguez…Pero hay mucho que contar de esta Volta, y nosotros preferimos ir paso a paso:

Etapa 1: Calella › Calella, 165.7km 

Imagen

Pistoletazo de salida de la Volta a Catalunya 2014, una Volta con una clara ausencia de sprinters de primer nivel, aunque con los mejores vueltómanos del pelotón. Primera etapa con salida y llegada en la localidad de Calella. Terreno, a priori, propicio para sprinters, pese al inusual desenlace que tuvo el año pasado, culpa en su mayor parte del trabajo que hizo Sky en la bajada final. 

Con la etapa ya en marcha, se formó una escapada de dos hombres, Boris Vallée (Lotto) y Romain Lemarchand (Cofidis), que conseguiría una ventaja máxima cercana a los ocho minutos, aunque sin ninguna opción real de éxito. Con la fuga ya con menos de un minuto de ventaja, el siempre combativo Txurruka atacó a poco de coronar Montseny (1ª) en busca de sus preciados puntos de la montaña. Les daría caza al pie del último puerto del día, el Alto del Collsacreu (3ª), pero con una ventaja de alrededor del medio minuto sus opciones eran nulas.

Poco más tarde, con los fugados ya de vuelta al pelotón, y aprovechando el terreno escarpado por el que transitaba la etapa, otros tres hombres saltaron buscando la sorpresa: Mickael Cherel (AG2R), Wilco Kelderman (Belkin) y Romain Hardy (Cofidis). Consiguieron una veintena de segundos de ventaja, pero un error del corredor de Cofidis al tomar la salida de una rotonda confundió a su compatriota, dejando al joven holandés solo en cabeza a falta de poco menos de diez kilómetros a meta. A partir de ahí, Orica y Giant se repartieron el trabajo preparándole la llegada a los dos máximos favoritos para la etapa de hoy, Leigh Howard y Luka Mezgec.

Cazado Kelderman y con la llegada enfilada, fue el esloveno de Giant quien se lanzó primero a por la victoria, saliendo de la estela del tren de Orica para, siempre pegado a las vallas, acabar superando al australiano por media bici. Segunda victoria de la temporada para él tras la de Handzame Classic el pasado viernes.


Etapa 2: Mataró › Girona, 171.2km


Imagen

Segunda etapa de la ronda catalana y segunda oportunidad para los sprinters. A la espera de que la general se decida en las dos próximas etapas, hoy es terreno para los velocistas. 

Escapada tempranera integrada por Belkov (Katusha), Koch (Cannondale), Voeckler (Europcar), Marczynski y Rutkiewicz (CCC) y Baugnies (Wanty). El pelotón controlaba toda la jornada, no dejándoles irse más allá de los tres minutos.

A falta de 30 km. a meta, y con la lluvia castigando duramente a los corredores, el francés del Europcar decidía poner en marcha su show y se lanzaba en solitario a por la victoria, o al menos sus veinte minutos de protagonismo. Aguantó hasta que quedaban solo tres km. a meta, y con la llegada ya lanzada por Orica tras un breve intento de Contador, el ganador ayer, Luka Mezgec, se lanzó en solitario por el lado derecho sorprendiendo a todos, cámara incluido, y se alzó con su segunda victoria seguida, siguiendo con la tradición de los últimos dos años cuando también se repitió ganador en las primeras dos etapas. 


Etapa 3: Banyoles › La Molina (Alp), 162.9km


Imagen

Primer test serio de cara a la clasificación general. Si bien el puerto final no tiene la dureza suficiente para dejar definida la clasificación general, debería ir marcando las primeras diferencias entre los favoritos.

Nuevamente, fuga fácil de salida que gana distancia rápidamente. Zeits (Astaná), Bobridge (Belkin), Reza (Europcar), Molard (Cofidis), Samoilau (CCC) y Koch (Cannondale) eran los valientes hoy, y diez minutos su máxima ventaja. En el pelotón controlaban Tinkoff, Movistar y Katusha para sus líderes.

Ya en la subida final, y cazado el combativo corredor del Europcar, Kevin Reza, era Igor Antón el que iba marcando el ritmo en cabeza, con aún un pelotón muy numeroso a sus espaldas. A falta de dos kilómetros a meta, empezaron los primeros ataques, siendo Fuglsang el único que conseguía abrir un mínimo hueco. Por detrás, todos los favoritos se miraban.

Al menos hasta que Katusha tomó el mando. Empezó Caruso marcando el ritmo, relevado más tarde por Dani Moreno, que ya metió velocidad de crucero preparando la llegada para su líder Joaquim Rodríguez, en una maniobra que les hemos visto hacer cantidad de veces.

Efectivamente. Tras un ataque de Froome al que todos puedieron responder con relativa facilidad, el catalán afincado el Andorra lanzó una brutal aceleración al que solo Contador pudo responder en primera instancia, para acabar cediendo ante el punch del subcampeón mundial, que llegó a meta en solitario consiguiendo su primera victoria de la temporada después de haber pasado un mes concentrado en el Teide. Segunda plaza para Contador y tercera para un Nairo Quintana que se presentó en la salida de esta Volta convaleciente aún de un resfriado.


Etapa 4: Alp › Vallter 2000-Setcases, 166.4km 

Imagen

Llega la jornada decisiva en esta Volta, la llegada a Vallter 2000, que debería dejar la decidida la clasificación general, a expensas de lo que pueda pasar el último día en Barcelona.

Se daba la salida con cuatro importantes bajas: Horner, Betancur, Danielson y Arredondo; y con previsiones de muy mal tiempo, que, si bien no llevó a ningún cambio en el recorrido original, parecía impedir que el helicóptero de la organización emprendiese el vuelo, privándonos de tener imágenes en directo.

Mediante las actualizaciones que salían en twitter, pudimos saber que Clement (Belkin), De Gendt (Omega), Mederel (Europcar) y Plaza (Movistar) formaban la fuga, con el holandés pasando en primera posición por los tres puertos puntuables del día, asegurándose vestir el maillot de la montaña.

A diez km. de meta, era Plaza el que aguantaba solo en cabeza, con David López tirando en el pelotón. Ningún movimiento de los favoritos, que parecían adoptar una estrategia más conservadora antes las inclemencias meteorológicas.

Todos juntos llegaron a los últimos tres km, cuando el francés Warren Barguil lanzó su ataque, pero fue neutralizado tras un arreón de Quintana. Reagrupamiento y nuevo ataque, esta vez de Froome, que no conseguía coger distancia.

Al final, y con las cámaras de meta intentando mostrarnos el desenlace de la etapa, adivinábamos entre la niebla las figuras de Tejay Van Garderen y Romain Bardet jugándose la etapa, resultando vencedor el estadounidense, que se alzaba hasta la tercera posición de la general. Tercero entraba Contador seguido muy de cerca de Purito.

Muy pocas diferencias entre los primeros de la general, que tendrán que jugarse la carrera el último día. 


Etapa 5: Llanars–Vall de Camprodon › Valls, 222.2km 

Imagen

Tras la dura jornada de ayer con llegada en la estación de Vallter 2000, hoy una etapa, sobre el papel, mucho más tranquila. Aunque no sin dificultad, ya que a la distancia (218 km, la más larga de esta edición), se le suma el Alt de Lilla, de 2ª categoría, a menos de diez km. para meta, que podría propiciar movimientos de los favoritos.

Para empezar, y tras más de cincuenta kilómetros en los que el pelotón rodó a una velocidad altísima, escapada de al principio siete, más tarde ocho corredores, después de que Koch (Cannondale) se uniera a Madrazo (Caja Rural), Roy (FDJ), Kruijswijk (Belkin), Rolland (Europcar), Owsian (CCC), Preidler (Giant) y Burghardt (BMC). No hubo mucho entendimiento entre ellos y Burghardt y Preidler decidieron probarlo por su cuenta, distanciándose rápidamente de sus perseguidores. Transcurrieron los kilómetros hasta que, a falta de treinta a meta, y después de que Rolland se uniese a los hombres de cabeza, estos fueron engullidos por un paquete liderado por Omega, trabajando para Alaphilippe; y Lampre, para Ferrari. 

Ya en la última cota del día, y con Lampre aún en las posiciones de cabeza, fue Ryder Hesjedal el primero en intentarlo, aunque demasiado pronto. A su ataque le siguió poco después el de Westra, que le superó con facilidad. Y ya a poco de coronar, fue Contador el que se decidió a probarlo, aunque con el resto de favoritos siempre a su rueda. A punto de empezar el descenso, se lanzó Fuglsang, consiguiendo unos segundos que no fueron suficientes ante el empuje de un pelotón que ya preparaba la llegada masiva. Lanzó el sprint el Omega, aunque sin demasiado orden, y cuando parecía que íbamos a tener nuevo ganador, Mezgec salió, una vez más, de la nada para volver a imponerse con una facilidad insultante y llevarse así su tercera etapa aquí.


Etapa 6: El Vendrell › Vilanova i la Geltrú, 163.9km 


Imagen


Penúltima etapa y, presumiblemente, última oportunidad de los sprinters para llevarse su pequeño botín de tierras catalanas después de que el esloveno del equipo Giant, Luka Mezgec acaparase todas las oportunidades previas. 

Fuga casi de salida con nueve integrantes: Serry (Omega), Molard (Cofidis), Rolland (Europcar), Sijmens (Wanty), Voigt (Trek), Howson (Orica), Clement (Belkin), Piedra (Caja Rural) y Rutkiewicz (CCC). Pese al buen entendimiento de los escapados, el pelotón no les dejó irse mucho más allá de los cuatro minutos, siempre liderado por el Giant del tres veces vencedor de etapa Mezgec, más alguna aparición, más testimonial que efectiva, de Movistar y Katusha.

Así, los 9 hombres de cabeza se presentaron al paso por la única cota puntuable del día (Font-Rubí, 3ª categoría, a 58 km. de meta) manteniendo la ventaja de cuatro minutos, mientras en el pelotón, al trabajo de Giant, se le unían algunos hombres de Lotto y Lampre, más los equipos de los contendientes de la general, previniendo ante la aparición del viento.

Pero los fugados tenían en mente otro plan muy diferente al de sus perseguidores, y con una coordinación inusual y más propia de una contrarreloj por equipos, fueron manteniendo la diferencia hasta que a falta de diez kilómetros, y con una ventaja de minuto y medio, vieron que se iban a jugar la victoria entre ellos. 

Comenzaron los ataques de los hombres con menos posibilidades en el sprint reducido, siendo el veteranísimo Voigt el primero en intentarlo. Pasaron así los últimos kilómetros, ataques y contraataques que no conseguían abrir el suficiente hueco y eran neutralizados al poco tiempo, hasta que un inteligentísimo Stef Clement aprovechó un momento de impasse para, a poco más de un kilómetro de meta, lanzar un potente ataque que nadie pudo seguir y conseguir subir así al podio como vencedor de etapa, además de líder de la clasificación de la montaña.

Sin cambios en la general a falta del último test, el exigente circuito de Montjuic, donde el año pasado venció el belga del desaparecido Vacansoleil, Thomas De Gendt.


Etapa 7: Barcelona (Montjuïc) › Barcelona (Montjuïc), 120.7km 


Imagen

Llegamos al último parcial de la carrera con todo por decidir. Con los cinco primeros corredores en diez segundos, deberíamos ver el espectáculo que tanto hemos echado de menos en las etapas previas.

Empezaba la carrera con mucha lluvia, de modo que la organización decidía recortar un pequeño tramo de curvas en bajada del circuito final por su peligrosidad

De nuevo, fuga que se formaba rápidamente, y que al contrario que otros días, podría contar con el beneplácito del pelotón, sobre todo pensando que el equipo del líder querría quitarse de en medio las peligrosas bonificaciones. Trece fueron los hombres que se marcharon por delante, con Clement (Belkin), Voeckler (Europcar), Ratto (Cannondale), Burghardt (BMC) o Westra (Astana) entre ellos. 

Superado el primer tramo de la etapa, y una vez dentro del circuito final al que se darían 8 giros, solo quedaban cinco integrantes de la escapada: Westra, Voeckler, Burghardt, Paterski (CCC) y Bagot (Cofidis). 

Ya en la quinta vuelta, con menos de treinta km. a meta y el pelotón tomando serias precauciones en las peligrosas bajadas, Voeckler decidió buscar la gloria en solitario seguido de Westra, pero no consiguieron abrir hueco. Ya en la bajada, el holandés lo intentó de nuevo consiguiendo unos metros que serían cruciales, ya que sus compañeros de fuga no le volverían a ver. Por detrás, Pinot y Kiserlovski lo intentaban, acompañados por algunos integrantes de la escapada, pero tras unos kilómetros eran cazados por el grupo.

Ya en la última vuelta, con Westra saboreando la victoria, Contador lo intentaba en la parte más dura de la subida, pero nada podía hacer para descolgar a un Purito estelar. El holandés entraba en meta con casi un minuto y medio respecto al grupo de Burghardt y Voeckler, segundo y tercero respectivamente, y más de dos con el gran grupo.

Terminó así la Volta a Catalunya 2014. Purito alzándose con su segunda victoria en la prueba y mandando un aviso a sus rivales de cara a las Ardenas y más adelante, al Giro de Italia.
Clasificación general final:
Imagen de Procyclingstats

Escrito por:
Pedro Piñeiro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s