Flandes y la melancolía

Poco a poco el aura blanquecina de Emma Johansson me va encandilando. Su estilo en la bicicleta siempre me ha fascinado. Es pura elegancia, equilibrio, jamás se descompone, aunque esta primavera es David contra Goliat, huérfana de equipo en los momentos claves de las tres pruebas disputadas de la Copa del Mundo.
Es un portento que pueda estar ahí siempre, que sea la única que esté tratando de tú a tú a Armitstead , porque Lizzie en esta temporada va sin cadena. 
Leyendo la sincera crónica que Emma escribe tras la carrera, sientes que Flandes tiene que ser suya algún año, porque su belleza nórdica tiene que cruzar primera esta gran cita del calendario femenino. “Maybe next year” es la tremenda frase con la que acaba su crónica. El tono es como el de sus expresiones en los podios: de melancolía.
Está muy sola la sueca, creo que Orica Ais echa mucho de menos a Tiffany Cromwell, ahora en las filas del Specialized Lululemon.
Un equipo americano un tanto gris por ahora. Eso sí, con la recuperada para el ciclismo Chantaal Blaak haciendo muy buenas carreras y con Tiffany y Evie Stevens empezando a carburar. Tanto en Binda como en Flandes hemos visto que su forma está creciendo.
Elisa Longo Borghini hizo algo memorable: ascendió el Paterberg tan fuerte que enlazó en los kilómetros finales con las perseguidoras de Van Dijk. 
Elisa ilusiona, y Alena Amialiusik también: lástima que la fiebre la privara de tomar la salida en Flandes.
©  Wei Yuet
Las españolas que se estrenaban en Flandes lo afrontaron con ilusión y ganas. Demasiadas caídas, aunque buen aprendizaje. Estas carreras son de supervivencia y la experiencia lo es casi todo. Los años venideros prometen, porque tenemos un gran potencial. Irene San Sebastián, pese al accidente sufrido el día antes y con una bici de repuesto, acabó 28ª: sigue creciendo, su estancia en Bélgica la está modelando.

Hemos disfrutado en Drenthe, Binda y Flandes, de un concierto orquestado por Boels Dolmans, que está ejecutando a la perfección la partitura de cómo correr en equipo. Soberbio, disciplinado, equilibrado y con corredoras para trabajar y ganar en todos los terrenos. 

Asustan tanto como lo hacían primaveras anteriores sus paisanas del RaboLiv … gran trabajo hasta ahora del grupo, faltándoles eso sí esa rematadora con mayúsculas que se incorpora en Fleche. Empieza otra Copa del Mundo entonces, porque quién se atreve a dudar de que habrá un antes y un después a la reincorporación de Su Majestad.
©  Wei Yuet
Escrito por:
 @Babelia1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s