Puente aéreo hacia el Tour

A día de hoy, a falta de menos de un mes para empezar el Tour, todos los grandes gallos del pelotón están centrados en preparar La grande boucle. Para muchos es el objetivo del año, por el cual han sacrificado vacaciones, familia, descanso… Se lo juegan a todo o nada en solo tres semanas.
En este reportaje vamos a hacer un repaso del plan de carreras que seguirán los favoritos a ganar el Tour durante el presente mes de junio.
CANDIDATOS AL TRIUNFO FINAL
Por un escalón encima de los demás encontramos a Chris Froome. Si el keniata repite la exhibición del pasado año, poco tendrán que hacer los otros favoritos. Sin la presencia de Wiggins en el equipo, todo parece indicar que, a falta de confirmación oficial, va a tener unos compañeros de lujo. Nieve, Kennaugh, Porte, Kiryienka, López…A pesar de llevar una temporada más que discreta, es el favorito número uno sin duda alguna y solo tiene en mente conseguir su segundo Tour.
En un segundo escalón está Contador, quien, tras su polémica sanción, parece que por fin ha recuperado su nivel. Con 31 años está en su madurez deportiva y será capaz de aguantar la presión de la carrera. Veremos cómo es capaz de llevar la presión que le llegará desde su equipo, con Oleg Tinkov rondando por allí. Poder llevarse a Pinto el cuarto Tour dependerá de su buen hacer en las contrarrelojes para evitar que Froome consiga mucha ventaja. En la montaña contará con Kreuziger, un guardaespaldas top.
Un poquito por debajo de Contador debido a la temporada horrorosa que está haciendo, encontramos a Nibali. El italiano quiere volver al Tour a lo grande mejorando el tercer puesto que consiguió dos años atrás. Su punto fuerte es la montaña y su valentía: deseamos verle atacar, atacar y volver a atacar. Tendrá problemas en las cronos y el hecho de no llevar un equipazo como Sky o Tinkoff le puede perjudicar.
CANDIDATOS A TOP-5
Eternamente Alejandro Valverde estará llamado a tener un papel protagonista en el Tour, pero esperamos que un nuevo error táctico le haga perder todas sus opciones. Tiene 34 años y puede que sea una de las últimas oportunidades que tenga para conseguir algo grande en la vuelta francesa.
El polaco Michal Kwiatkowski liderará un Omega que se centrará más en las volatas que en la montaña. Ha demostrado su polivalencia durante todo el año, ganando en todos los terrenos. Sus calidades como clasicómano le pueden venir muy bien para comenzar el Tour con buen pie. Tiene muy buena pinta.
Tejay van Garderen brilla y desaparece. Quinto en el Tour de hace dos años y ganador del maillot blanco; entró por los pelos en el top-50 el año pasado. Tiene una calidad y un físico envidiable, y este año debe ser el de su confirmación como ciclista top.
Otro caso parecido al de Van Garderen es el de Thibaut Pinot. Destacó en 2012 y desapareció en 2013. Los franceses se echaron las manos a la cabeza cuando le vieron bajar con el ralentí puesto el pasado año. Veremos si el mes que viene es capaz de dar a Francia una alegría en forma de top-5.
Por su parte, Rui Costa buscará hacer algo grande en la general por primera vez en su carrera, después de haber trabajado durante muchos años para sus líderes. Es una incógnita total y es imposible saber hasta dónde puede llegar. Con el maillot arcoíris en sus hombros tendrá la tarea de despegarse de la maldición que le ha perseguido todo el año.
Jurgen van den Broeck es un corredor acostumbrado a disparar constantemente al palo. Prueba de ello es que en diez años de profesional solo atesora cinco victorias. Aun así, es candidato porqué sus últimas actuaciones en el Tour (excepto el pasado año cuando abandonó por caída) ha demostrado ser el más regular del grupo de candidatos a top-5.
No contentos con llevar dos líderes al Tour, el AG2R, uno de los equipos de moda de este año, han decidido ir con una tripleta de candidatos a ganar. Peraud en representación de la veteranía; y Betancur y Bardet representando a la generación del futuro. Puede que demasiado gallo les acabe pasando factura, pero como dice el tópico: “la carretera pone a todo el mundo a su sitio”.
Habiendo hecho un Giro espectacular, Pierre Rolland se presenta al Tour con la misma intención. Hasta que las fuerzas le abandonen, él estará atacando en cada puerto con la intención de repetir las hazañas de años atrás.
–        
Otra incógnita será el checo König, que tras el noveno puesto en la pasada Vuelta a España, tratará de confirmarse como un gran escalador. El NetApp-Endura le respaldará todo lo que pueda, pero les pesará no tener un equipo WorldTour con él.
Después de que sendas caídas les dejaran fuera de combate en el Giro, Purito y Dan Martin tratarán de ir al Tour para sacarse la espinita que tienen clavada. Puede que ni tan solo estén en Yorkshire el día 4 de julio, pero dos grandísimos corredores como ellos no nos pueden pasar por alto.
 
Critérium du Dauphine (08/06/14 – 15/06/14)
Tiene un palmarés que asusta, con Froome, Wiggins, Valverde y Brajkovic en las últimas seis ediciones. Es decir, los últimos dos ganadores de Tour pasaron y ganaron en Dauphine antes de imponerse en los Campos Elíseos. En la memoria colectiva queda la exhibición que hicieron el año pasado Froome y Porte a dupla para terminar primero y segundo respectivamente. Una última edición, la pasada, que contó con la participación de Contador, Valverde, Purito…que a la postre acabarían haciendo un gran Tour.
–         
En el año 2012, Wiggins arrasó y dejó a su compañero Rogers a más de un minuto. Froome hizo cuarto aquel año. Obtuvieron buenas posiciones Evans, Zubeldia y Van den Broeck, que posteriormente completarían un soberbio Tour.
Si nos remontamos a 2011, Wiggins ganó por primera vez esta carrera, superando a rivales como Evans, que acabaría ganando el Tour, a Voeckler, que hizo un Tour espectacular, y a Peraud, que consiguió hacer top-10.
Este año, el recorrido es muy similar al del año pasado. Empieza con una contrarreloj de solo diez quilómetros que marcará las primeras diferencias. Al siguiente día pero, las cosas se pondrán en un sitio con la subida al Col du Beal, con más de 13 quilómetros de ascensión. El martes y el miércoles los corredores tendrán etapas llanas para reponer fuerzas para el jueves, cuando se encontrarán con una etapa de media montaña “made in ASO”. El viernes llegará la última jornada para velocistas, antes de afrontar la traca final. El fin de semana estará marcado por dos etapas diseñadas para que haya ataques entre los gallos del pelotón.
La participación de esta edición volverá a ser espectacular, con candidatos a ganar en París como Froome, Nibali, Contador, Peraud, Bardet, Navarro, Taaramäe, Kwiatkowski, König o Van den Broeck.
Tour de Suiza (14/06/14 – 22/06/14)
Hombres tan diferentes entre sí como Rui Costa, Leipheimer, Frank Schleck, Cancellara y Kreuziger han dominado la carrera helvética en los últimos seis años.
El año pasado el portugués Rui Costa repetía victoria en la general por delante de Mollema y Kreuziger (sexto y quinto respectivamente en el Tour), demostrando que las carreras de una semana se adaptan perfectamente a su espigado cuerpo.
En 2012 Rui Costa se imponía a hombres de la talla de Frank Schleck, Leipheimer, Gesink y Nieve. Curiosamente, ninguno de los cinco primeros clasificados hizo un buen Tour, y todos acabaron muy por debajo de sus expectativas.
–        
Corría el 2011 cuando un pletórico Levi Leipheimer ganaba el Tour de Suiza con escasos segundos sobre Cunego, que hacían resurgir las esperanzas en el menudo corredor italiano que no había hecho nada desde su victoria en el Giro’04, y que a la postre acabaría siendo séptimo en París. El tercero fue el talento holandés Kruijswijk, que de esta forma superaba de forma sorprendente a su compañero Mollema. Ninguno de ellos obtuvo un resultado bueno en el Tour, haciendo gala de su notoria irregularidad. Frank Schleck fue séptimo en la clasificación final de la ronda suiza, preparándose así para su tercera plaza en el Tour, el mejor resultado que ha conseguido en toda su carrera en una grande vuelta.
El recorrido de este año empezará con un prólogo de escasos nueve quilómetros. Los dos siguientes días servirán para testar las fuerzas de los favoritos con dos etapas exigentes, con mucho quilometraje y constante sube y baja. La carrera seguirá con dos etapas con puertos de escasa entidad que se resolverán en esprintes reducidos. La sexta etapa será una jornada rompe piernas. En la séptima etapa se marcarán las diferencias, con una contrarreloj de veinticinco quilómetros por un terreno sin un palmo de llano. El fin de semana será espectacular, con sendas etapas de alta montaña que servirán para coronar al vencedor y de paso, demostrar quien está en forma para el Tour.
Los hombres que van a pelear por ganar la Vuelta a Suiza de este año van a ser Rui Costa (que aspira al triplete), Bradley Wiggins (apeado del equipo que hará el Tour), Kreuziger (ante su última oportunidad de brillar antes de trabajar para Contador) y Thibaut Pinot (que afrontará la carrera como test para el Tour). Además de los que pelearán por la victoria final, habrá grandes corredores como Cavendish, Gilbert, Cancellara Degenkolb, Boonen y Sagan.
Otras preparaciones
Hay más vida (poquita, pero hay) aparte de estas dos grandes carreras que hemos analizado. Algunos de los favoritos prefieren reservarse para no sufrir contratiempos, para estar lejos de la presión mediática o para recuperarse del esfuerzo del Giro y sus heridas de guerra.
Es el caso de Alejandro Valverde, que se ha decantado por la carrera francesa de la Route du Sur. Esta decisión tiene un componente táctico, ya que Valverde aprovechará esta carrera por inspeccionar varias etapas del Tour.

–      
Otros corredores como Rolland, Purito y Dan Martin no participarán en  ninguna de las carreras mencionadas para tratar de llegar a tiempo a la salida del Tour.

En los últimos años se ha demostrado que las dos carreras dan una preparación óptima para iniciar el Tour en plenas condiciones. El recorrido que ofrecen es muy similar, con montaña abundante y un poco de crono. Ganar el Tour no depende de cuál de las dos se corra, sino más bien de la preparación que se haya tenido a lo largo de la temporada. Además, entre las claves para ganar La grande boucle se encuentran tener un equipo fuerte, tener la cabeza fría en los momentos difíciles, y sobretodo, salvar la etapa de los adoquines como se pueda. Nos encontramos ante uno de los Tour más bonitos y abiertos de los últimos años. Dicho esto…¡que gane el mejor!

Escrito por:
@EloirCodina4
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s