Giant-Shimano: "Velocidad y Sacrificio"

La nómina de esprínters del Giant-Shimano es, simplemente, inacabable. Kittel y Degenkolb son las puntas de lanza del proyecto, y son, sin duda, de los mejores esprínters del mundo. Pero en el equipo holandés hay ciclistas rapidísimos que pueden suplir a sus teóricos líderes en cualquier momento garantizando victorias en todas las pruebas que disputan.


Un peldaño por debajo de Kittel y Degenkolb está Luka Mezgec. El esloveno está, a sus veinticinco años, en el mejor momento de su carrera hasta el momento. Se ha reivindicado este año ganando tres etapas en la Volta a Catalunya, donde se impuso con claridad a sus rivales. Además, se llevó la etapa final del Giro en Trieste, haciendo unos últimos cien metros espectaculares. A principios de año ganó la Handzame Classic batiendo a un hombre como Theo Bos. El año pasado pero, tuvo una temporada complicada y solo pudo alzar los brazos en una etapa del Tour de Beijing. En 2012, compitiendo con el Sava, un equipo esloveno de categoría Continental, ganó cinco etapas del Tour of Qinghai Lake; así como el Memorial Henryka Lasaka. Estas victorias le valieron para dar el salto a la máxima categoría de la mano del Argos-Shimano.

El surafricano Reinardt Janse van Rensburg no ha terminado de explotar nunca, y aunque parecía una fuerte promesa del continente africano, se ha quedado estancado y se está viendo superado por algunos compañeros suyos. Tiene veinticinco años, su tiempo para convertirse en algo más que un (buen)lanzador se está agotando. Este año aún no ha levantado los brazos, y el año pasado solo pudo ganar una vez: en la “clásica” belga Binche-Chimay-Binche, imponiéndose a hombres consagrados en las piedras como Van Avermaet o Lars Boom. En 2012, corriendo para el MTN-Qhubeka ganó dos etapas en la Volta a Portugal. Aquel mismo año se proclamó campeón de Sud-África en contrarreloj y ganó el Tour du Marroc. Estas victorias más prestigiosas le valieron para que el Argos-Shimano lo reclutara para formar parte del treno de los Kittel, Degenkolb…    


El joven teutón Niklas Arndt sorprendió a propios y extraños la semana pasada imponiéndose, con solo veintidós años, en toda una etapa de Dauphiné. Es su primera victoria de la temporada, después de haber quedado segundo en el 4 Jours de Dunkerque por detrás de su compañero Hupond. El pasado año tuvo actuaciones destacadas en la Arctic Race of Norway, donde ganó una etapa y quedó tercero en otra. Además, se dio a conocer quedando tercero en la etapa final de la Vuelta a España, viéndose superado solo por Matthews y Farrar. El año 2012 se dio a conocer entre el aficionado alemán ganando varias carreras locales y llevándose la general del Tour of Berlín después de haber conseguido dos etapas. En 2011, aún con diecinueve años ganó una etapa en el prestigioso Tour de l’Avenir por delante de Romain Bardet y Simon Yates. También cosecho puestos de honor en carreras menores en el viejo continente.

Ramon Sinkeldam es una de las muchas promesas holandesas surgidas de la cantera de Rabobank. Acaba de cumplir los veinticinco años y está haciendo un año más que destacado. Solo ha ganado una vez, pero ha conseguido puestos muy buenos en el mes de mayo, con cinco top-5 y dejándose ver en todas las carreras en las que ha tomado parte. El año pasado tuvo una temporada bastante discreta, en la que solo destacó en el mes de mayo con cinco top-10. En 2012 ganó dos etapas en el Tour of Hainan, consiguiendo así maquillar la mala temporada que había hecho. Su mejor año fue el 2011, su último en el equipo de formación de Rabobank, en el que consiguió ganar la Paris-Roubaix Espoirs y el campeonato neerlandés sub-23.


Otro ejemplo de esprínter/gregario de lujo en los esprints es Jonas Ahlstrand. Este sueco de veinticuatro años es una de los valores que tiene el país escandinavo y este año ya ha ganado un esprint a Juan José Lobato y Nacer Bouhanni. Además, ha conseguido posiciones de honor viéndose superado solo por gente como Boonen, Greipel o Demare. El año pasado, su primera temporada completa en la máxima categoría, no consiguió ninguna victoria y ni tan solo estuvo cerca. En 2012 consiguió ganar dos pruebas en la península escandinava que le valieron para ser stagiaire con el Argos-Shimano a partir de agosto. El año 2011 fue una temporada sin victorias para él, pero teniendo una regularidad impropia de su edad.

Tom Veelers es un corpulento ciclista holandés de casi treinta años curtido en muchas carreras. En su palmares solo destacan algunas etapas de pruebas menores. La última vez que levantó los brazos fue en octubre de 2011. Desde entonces ha conseguido puestos de honor en carreras de todo tipo. Destaca la tercera posición obtenida en un esprint en el Tour de Francia, superado solo por Greipel y Petacchi.
Simon Geschke es un ciclista muy completo bueno en todos los terrenos. Este alemán de veintiocho años es capaz de meterse en buenas fugas, esprintar, subir muros, hacer buenas contrarrelojes y encabezar el treno de su equipo. En su palmares solo ostenta una etapa del Criterium Internacional del año 2011 que se llevó en un esprint marcado por la ausencia de esprínters puros.


Cuando hablamos de un equipo hecho por y para los esprints, inevitablemente a todos nos viene a la cabeza el equipo HTC-Highroad. Corría el año 2010 y tenían en su plantilla a muchos (puede que demasiados) esprínters top. Los  Cavendish, Goss, Greipel, Howard y Renshaw competían por ser el líder del equipo en las volatas de las grandes carreras. Pero Cavendish ya era muy Cavendish y consiguió que su archienemigo Greipel se fuera del equipo el año siguiente.

Esperamos que los directores del Giant-Shimano sepan mantener los egos a raya y no les suceda lo mismo que pasó con el equipo americano. Además, el equipo holandés, tal y como apuntaba Cyclingnews el pasado 10 de abril, no tiene asegurado el patrocinio de Giant para el año que viene, es decir, su continuidad en el pelotón no está asegurada. Este hecho refuerza aún más la comparativa que podemos hacer con el HTC-Highroad, que tuvo que desaparecer al finalizar el año 2011 por falta de patrocinio. Si Giant-Shimano desapareciera al finalizar la presente temporada, permitiría a muchos equipos del WorldTour reforzarse con muy buenos corredores para afrontar las volatas. Además, estos corredores se verían libres para liderar sus equipos en los esprints, tal y como pasó tres años atrás con la desaparición de la escuadra HTC-Highroad.

Escrito por:
@EloiCodina4
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s