Ciclismo y cine (I) – The Flying Scotsman

Estrenamos esta sección en torno al ciclismo en el cine con una película británica que nos retrotrae a unos años 90 en los que el llamado “record de la hora” contaba con un gran prestigio. Aprovechamos así que se vuelva a hablar de esta prueba con el anunciado intento de batirlo por parte del suizo Fabian Cancellara.

La película que nos ocupa nos narra la vida del escocés Graeme Obree, que llegó a batir el record de los sesenta minutos en dos ocasiones, y que rivalizó con Chris Boardman por la hegemonía británica en la prueba.


Argumento:

En “The Flying Scotsman” (título que hace referencia al sobrenombre con el que se conocía a Obree) se nos muestra principalmente la personalidad convulsa del genio escocés, marcada p0r el acoso escolar que sufrió en su infancia. Graeme Obree es un personaje que sufre de inseguridades y miedos que se agravan en una profunda depresión que le ha llevado a intentar el suicidio en dos ocasiones.

Esta debilidad psicológica se transforma, como en el caso de muchos grandes genios de la Historia, en brillantez en el desempeño de su talento, en este caso el ciclismo.

Al comienzo de la cinta, podemos presenciar las agresiones sufridas por el niño Graeme y ver cómo su primera bicicleta es fruto de un regalo de Navidad. La bicicleta se convierte entonces en su vehículo de escape, y poco a poco en su medio de vida. Aquí podemos ver cómo el Escocés Volador tenía que compaginar su vida entre carreras amateur con trabajos como mensajero y en una tienda de bicicletas para poder llegar a fin de mes.


En lo que a Obree como ciclista se refiere, podemos vivir en la película su habilidad y su visión vanguardista en la construcción de su bicicleta, la “Old Fauthful”. A través de la observación de fenómenos físicos y naturales, el escocés empezó dando la vuelta al manillar para acabar utilizando incluso piezas de la lavadora de casa, adaptando su postura para ganar aerodinámica. Su máxima: “Usa lo que puedes”.  Nace de esta manera la postura del “huevo”: otra de las grandes innovaciones del escocés. Así, se presentó en Noruega con el fin de batir el record de la hora. En este punto cabe destacar cómo se retrata en la película al campeón italiano Francesco Moser, quien se burla al comienzo del extravagante ciclista británico, pero que sabe reconocer la hazaña del mismo cuando bate su record.

Es muy interesante ver cómo, tras la victoria de Obree en los mundiales de pista, la UCI se convierte en el villano de la historia, poniendo todo tipo de trabas a las innovaciones que Obree llevaba. De aquellas batallas surgieron muchas de las restricciones que hoy existen en el reglamento en referencia a las medidas y elementos de las bicicletas. La UCI aparece caricaturizada y los pulsos entre el organismo y el ciclista constituyen algunos de los momentos más divertidos de la película. El escocés consiguió aún superar esas trabas para crear otra nueva postura, el “Superman”, con la que volvió a lograr grandes éxitos deportivos. Es curioso también cómo se presenta, durante el segundo campeonato mundial de pista logrado por el protagonista, el contrapunto con la gran estrella británica del momento, Chris Boardman, con un gran contraste entre el aparato mediático y logístico del inglés y la falta de medios del escocés.


Nos hemos centrado en esta reseña en el terreno del ciclismo, que es lo que aquí nos interesa, pero cabe decir que en la película también desempeña un papel muy importante la vida y relaciones personales de Graeme Obree con los personajes que le rodean. Entre ellos, merece especial mención el amigo y manager de Obree, Malky McGovern, que es fundamental como escudero fiel del genio escocés.

En definitiva, una película muy interesante que mezcla momentos más cómicos con otros más tormentosos, y que nos muestra la épica y sureza deporte junto a la atormentada personalidad de un genio, en muchos momentos incomprendido, que escribió páginas importantísimas en la historia del ciclismo.

Calificación R&M: 8

Ficha:
Título original: The Flying Scotsman
Año: 2006
Duración: 96 min.
País: Reino Unido
Director: Douglas Mackinnon
Guión: John Brown, Declan Hughes, Simon Rose
Música: Martin Phipps
Reparto:
Jonny Lee Miller – como Graeme Obree
Brian Cox – como Douglas Baxter (amigo)
Laura Fraser – como Anne Obree (mujer de Graeme)
Billy Boyd –  como Malky McGovern (amigo y manager)
Morven Christie – como Katie (novia de Malky)

Escrito por:
@VictorGavito
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s