La otra cara: "Un Tour distinto"

Hasta el momento son 10 las etapas disputadas en este presente Tour de Francia. Millones de personas siguiendo la carrera en vivo, 1786.50 kilómetros recorridos, 18 ciclistas retirados, 7 ganadores de etapa y una multitud de hechos que dan para mucho, pero todos ellos eclipsados por el abandono de los dos grandes favoritos de la carrera, C.Froome y A.Contador. Aquí un pequeño resumen de lo acontecido y de los protagonistas.

Nos quedamos sin ganadores de Tour.


Resultados:
7 son los los hombres que han alzado sus brazos en las 10 etapas disputadas hasta el momento. Tres de ellas, y como no podía ser de otra manera, en llegadas masivas, han sido para Marcel Kittel. Otra, también al sprint, (aunque esta vez sin la presencia del velocista del equipo Giant) fue para Greipel, y otra sin sprinters (no contamos a Sagan como tal) para M.Trentin
Pero no olvidemos las llegadas en solitario, que este año, al no haber bonificaciones, no serán pocas. De momento, los que se han llevado el gato al agua han sido L.Boom, B.Kadri y T.Martin. Mención especial a este ultimo, que se cascó 150 km en fuga y más de 60 en solitario, y una vez más volvió a brindarnos un recital sobre su bicicleta. Tony es mucho más que el mejor contrarrelojista del momento, es una bestia imparable cuando toca dar pedales.
Por último, pero no menos importante, tenemos que hablar de las dos victorias de etapa conseguidas por V.Nibali, que tras los abandonos de Froome y Contador se postula como máximo favorito, por no decir el único, para subir al cajón mas alto del podio de París. Lo Scualo di Messina se ha mostrado portentoso esta primera parte de la carrera, dominando absolutamente todos los tramos de la misma, y dejándonos boquiabiertos al comprobar que su bajo rendimiento durante toda la temporada (y el de su equipo) se ha transformado en puro espectáculo. Somos muy Nibaliers, y queremos más corredores así en el pelotón.

Cavendish:

Su duelo con Kittel debía haber sido algo casi épico, (aunque desde Pedaleando no creemos que hubiera llegado a toser siquiera al bólido alemán) pero una caída en el sprint final de la primera etapa, que el mismo provocó, terminó dando con los huesos del ciclista de la Isla de Man contra el suelo. Resultado: una separación acromioclavicular, rotura de ligamentos y el sprinter británico para casa a las primeras de cambio y en el Tour que empezaba en su país. Seguro que para la próxima vez aprende.

Kittel:

It’s the Bolido’s time

Sin duda alguna, es el sprinter del momento y parece que será el del futuro. Son tres las llegadas que ha disputado y se ha hecho con la victoria en todas ellas, mostrando una superioridad que ya roza lo sospechoso, y más viendo el sprint estratosférico que se marcó en el Giro un día antes de abandonar por un virus. Ojo, aun así es un monstruo de las volatas. Quizá no aguante el ritmo cuando la carretera pica hacia arriba y eso le haga no poder disputar alguna llegada masiva más, pero con un poco de entrenamiento será un claro favorito (el mayor de todos probablemente) para hacerse con el maillot verde los años venideros. recordad que Sagan sólo hay uno y que no volverá a haber uno como él en bastante tiempo. Y no creemos que dedique toda su vida a coleccionar maillots verdes.


Tony Martin:

No se puede tener más clase
Un ser de otro planeta. Sólo él puede dejar de rueda a su compañero de fuga a 60 km de meta, llegar en solitario al final e incluso aumentar la diferencia con sus perseguidores (aunque sean Europcar) Por cierto, al día siguiente se hizo otros tantos kilómetros en fuga, trabajando para que más tarde Kwiatkowski fracasara. Lo dicho, un extraterrestre sobre ruedas. De esta forma, consigue su tercera victoria en el Tour de Francia, la primera en linea después de haberse quedado a las puertas de hacerlo en el Mont Ventoux en 2009, donde fue 2º, solo superado por Juanma Garate.


Christopher Froome:

Verás Michelle cuando se entere
Después de un año con muchos altibajos, el asmático marciano se cayó en Dauphiné y mostró síntomas de ser humano, y sobre todo de debilidad. A menos de un mes del comienzo del Tour, al que llegaba para defender el maillot amarillo, se creaba una esperanza en los aficionados de poder ver un grandísimo duelo con Contador. Pero poco duró esa ilusión, puesto que se fue al suelo en la cuarta etapa. Y en la quinta, quizá debido a una falta de seguridad (impropia de un ciclista de su nivel) antes de haber llegado a rodar sobre el pavés, se cayó por dos veces más, y en la última decidió no seguir en carrera. Veremos si Porte y Nieve salvan la dignidad de un Sky que no es más que una sombra del rodillo que mostró en 2012. El poderío del equipo británico se apaga a la misma velocidad que crecen las sospechas.



Alberto Contador:

Otro año sin su gran objetivo
Parecía que después de la retirada de Froome, esta edición era suya. Si acaso, un poco de pelea con Nibali para recuperar los 2’34” que perdía con él, y otro Tour para el de Pinto. Pero nada más lejos de la realidad, ya que para sorpresa de todos y desgracia de muchos, Alberto caía en la 10ª etapa, y tras intentar continuar en vano, acababa poniendo pie a tierra. Una fractura de tibia le hacía abandonar. Una pena para muchos aficionados que veían en la diferencia entre Nibali y Alberto una apuesta segura de ataques y más ataques. Otro Tour que se le escapa a Contador, algo que ya empieza a ser preocupante. Si este año el Tour no tiene audiencia, no será por ciclistas que tengan que conformarse con seguirlo desde sus casas.


Alejandro Valverde:

Ahora o nunca Valverde,
más te vale dejar de amarrar.
Venia a este Tour más motivado que nunca (algo que no nos explicamos salvo que sea vidente y supiese de las caídas y consiguientes abandonos de Froome y Contador). No ha brillado ni un ápice de lo esperado de él, pero ya está 3º en la general, algo con lo que ni soñaba. Sinceramente, se le habrá abierto el culo al ver a sus rivales mordiendo el polvo. El pódium más cerca, pero otro año que nos perdemos al mejor Valverde por su maldito empeño de competir en GVs. Aunque para él perfecto, ya dijo que prefería un podio en el Tour que un Mundial. Alejandro, el coleccionista de medallas. Aun así, teniendo en cuenta sus actuales rivales, esperamos movimientos del murciano en pos de conseguir algo más. Pero de Valverde ya no nos sorprenderá nada.

Richie Porte:


El ciclista australiano es la mayor de las incógnitas. Después de un año desastroso en el que sus malos resultados le privaron de poder ser el líder del Sky en el Giro de Italia, ahora se convierte en cabeza de cartel de Tour de Francia a consecuencia de la retirada de Froome. El australiano está 2º en la general, por lo que su inicio de Tour está siendo francamente bueno. Más que disputando la general lo vemos defendiendo el podio, veremos cuál es su rendimiento ahora y hasta dónde es capaz de llegar. A lo mejor acabamos oyendo a Brailsford hablar sobre las grandes cualidades de Nieve como líder.

Vincenzo Nibali :

Aunque en la etapa de La Mauselaine ya mostró que a duras penas podía seguir la rueda de Contador, estaba siendo de largo el mejor de la carrera. Ahora, sin los dos máximos favoritos en liza, parece que todo será coser y cantar hasta París, donde de ganar el Tour entraría en el selecto club de corredores que a lo largo de la historia han sido capaces de ganar las tres grandes vueltas por etapas.



Joaquim Rodríguez:

¿Qué ha sido de Purito en estos primeros días? Nada. Paseo tras paseo en casi todas las etapas (pierde 57 minutos), el pequeño corredor catalán parece que se va a dedicar a meterse en fugas y luchar por el maillot de puntos de la montaña. Poco, muy poco para un ciclista que, a pesar de que ya había dicho que no venía a por la general, su falta de compromiso con la mejor carrera del año le ha hecho perder una etapa que tenía ganada. Según él, falta de punch. Según nosotros, consecuencia de ser la primera etapa en la que corres en serio. Te falta el gas que habrías cogido si te esfuerzas un poco (un mínimo) la primera semana. Cosas de uno de los ciclistas más simpáticos del pelotón, pero a la vez más extraños.

Afición ciclista:
Por último, y para el final, nos guardamos lo mejor, que no todo son caídas y abandonos. Y es que si hay algo que hace especial al ciclismo es su afición y la cercanía con la que se puede vivir este deporte. En ocasiones dicha cercanía es excesiva, como hemos podido ver en este presente Tour, pero dejando a un lado estos tristes momentos, nosotros queremos quedarnos con las imágenes de los seguidores en las carreteras inglesas o en los puertos franceses.
Escrito por:
@PedaleandoWeb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s